TIGRES

La Cuchara en la Maleta  ,     

abril 13, 2016

0.0 0
  • Preparación: 45 mins
  • Cocción: 30 mins
  • 45 mins

    30 mins

    1 hr 15 mins

  • Porciones: 24 tigres

INGREDIENTES

1 kilo de mejillones.

Media cebolleta.

100 gramos de gambas.

3 cucharadas de harina.

350 mililitros de leche.

Aceite de oliva virgen extra.

Pan rallado.

1 huevo.

Sal.

INSTRUCCIONES

Lo primero que hacemos es cocer los mejillones en agua para que se abran. Una vez abiertos coláis el caldo y vais separando el bicho de la cáscara, pero no tiréis las cáscaras que luego es lo que os va a servir de base para meter el relleno de los tigres.

El siguiente paso es poner un poco de aceite en una sartén, partir la cebolleta en trozos pequeños y ponerla en la sartén para que se dore. Cuando ya esté se añaden las gambas, mientras tanto vamos colando 150 mililitros del caldo de los mejillones para añadirlo a la mezcla, se le puede añadir más caldo para darle más sabor, pero tened en cuenta que cuanto más caldo le añadáis menos leche le tenéis que echar para hacer la bechamel.

Ahora podéis hacer dos cosas, mi abuela Santas dejaba los tropezones (cortaba el bicho de los mejillones y las gambas en trozos pequeños) para que cuando la gente comiera el tigre los saboreara, pero a mi me gusta todo picadito, por lo que decidí pasarlo por la batidora. En el vaso de la batidora hay que echar: el caldo de los mejillones, la cebolla, las gambas y los tigres y se tritura.

A continuación, hacemos la bechamel se echa un poco de aceite en una sartén ahora se añaden las tres cucharadas de harina y se le dan varias vueltas para que se cocine la harina y no sepa a crudo. El siguiente paso es añadir la leche, y cuando ya ha espesado un poco se le añade la mezcla que tenemos en el vaso de la batidora y entonces le damos vueltas hasta que la masa espese. Daros cuenta que los tigres llevan como base su cáscara, por lo tanto no hace falta que la masa se nos quede tan espesa como cuando cocinamos croquetas.

Una vez que tenemos la masa, no la dejamos enfriar, ya que se nos queda demasiado dura, si no que con la masa caliente vamos rellenando las cáscaras de los mejillones. Los dejamos reposar un poco y luego los pasamos por huevo y pan rallado y ya están listos para freír en abundante aceite. Los sacamos a un papel para que absorba el aceite restante y ya están listos para comer. Al igual que las croquetas, antes de freírlos se pueden congelar y sacarlos un día que tengáis invitados.

00:00

0 Reseñas

Tienes que rellenar todos los campos para dejar tu reseña.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Destino Cocina